Tras bambalinas… anomalías en los servicios Paramédicos

En México, trabajadores de los servicios paramédicos lucran en sus actividades, en el mayor de los casos es por su bajo sueldo.

2

La Cruz Roja Internacional cuenta con más de 150 años de servicio, es considerada la institución más importante dedicada a prestar ayuda humanitaria a todo aquel que la necesita, dejando a un lado la nacionalidad, raza o creencias. En México, tiene poco más de 40 años de servicio.

Los paramédicos, un eslabón fundamental de esta institución, son personas que atienden a diario siniestros, que van desde caídas, rupturas de huesos, así como incidentes domésticos, balaceras o choques automovilísticos; hasta incendios, explosiones, inundaciones, desgajes de cerros y acontecimientos históricos como las guerras mundiales.

“Los paramédicos no son súper héroes, sólo son personas que están dispuestas a servir y dar parte de su vida por los demás, estamos preparados para cualquier circunstancia y llegar rápido a la escena, para rescatar y salvar vidas, atenderlos en el lugar o llevarlos al hospital más cercano” así describe Alejandra la labor que le apasiona.

Para los paramédicos, la rutina del día es muy básica, consta de 8 horas diarias de labor como mínimo, en ese lapso de tiempo deben esperar un llamado de emergencia en su unidad médica o dentro de su unidad móvil, o bien, aprovechar el tiempo para descansar si es que han tenido una pesada jornada laboral, pues muchos de ellos llegan a trabajar 24 horas seguidas con la finalidad de tener un mejor sueldo.

Su labor no es fácil, debido a la alta demanda de auxilio por parte de los ciudadanos, esto representa un estrés para coordinar las unidades móviles y dar atención a todas las llamadas, donde en el mayor de los casos suelen ser bromas con el afán de molestar a los paramédicos.

“Cuando entra la llamada nosotros le preguntamos en qué municipio y colonia necesitan el servicio, nos dicen el tipo de servicio, ya sea un herido, caído, quemados, fracturados o lo que necesite la persona, también depende de un rol que nosotros vamos haciendo previamente con las ambulancias, a dónde la vamos a ubicar y así dar el servicio” así detalla Alejandra la atención de llamadas.

Ya recabados los datos, se pasa al área de radio, el encargado en turno manda los datos a la ambulancia para que vayan en auxilio o atender la emergencia, desafortunadamente de los cientos de llamadas que se reciben a diario pocas son verdaderas, la mayoría son falsas o se hacen para molestar a los servicios de emergencia.

“En un turno de ocho horas entran alrededor de 150 llamadas, de las cuales 25 ó 30 son de un servicio verdadero, el resto son llamadas de niños en escuelas, de adultos que ofenden los servicios y en algunos casos nos ofenden sexualmente, y en otros casos simplemente dejan la línea en blanco”

Esta situación crea una confusión a la hora de atender las llamadas, ya que se puede mandar el auxilio a un lugar o dirección donde no se requiere debido a las bromas, mientras esa ambulancia puede ser requerida en una urgencia verdadera, por eso ahora buscan implementar un mecanismo que los ayude a detectar de manera eficiente las llamadas falsas y así dar un mejor servicio.

La misma situación crea un descontento y quejas en la sociedad, argumentando que siempre se da apoyo en las colectas nacionales de la Cruz Roja para que ellos no puedan dar un servicio de calidad y rápido cuando se necesita, pero no se analiza que hay factores que interrumpen los esfuerzos de los paramédicos para dar la mejor atención.

“Siempre que llegamos al lugar donde se necesita atención nos reclaman por el tiempo de demora, que nuestro servicio es pésimo para todo el dinero que se recauda en las colectas, lo que ellos no saben es que en el mayor de los casos las ambulancias vienen de atender llamados falsos, y en otros, simplemente el tráfico de nuestra ciudad dificulta la llegada a tiempo, y eso es algo que no ve la gente”

8

Todo lo anterior representa una de tantas problemáticas que se viven dentro de la Cruz Roja, el lidiar con la gente y dificultades que entorpecen su trabajo les preocupa y causa conflicto, porque en esta institución hay enemigos internos que manchan el nombre de la corporación.

Si bien, dentro de organizaciones que se encargan de dar información transparente sobre cualquier actividad no hay registro alguno de anomalías o quejas donde se denuncien las corruptelas llevadas a cobo por los paramédicos. Los compañeros que se encargan de hacer una buena labor y dejar en alto el nombre de la institución sí la tienen, pero ellos tienen miedo de denunciar o dar parte a las autoridades por represalias o daños en su contra, debido a que se trata de organizaciones donde están implicados sus jefes.

“Es como en todos lados, la corrupción existe, sólo que es más discreta y no en cualquier lado lo aplican, son cuidadosos, porque ya están tratando como la vida de una persona, y encontrarlos implicados puede costar la cárcel”

Se asegura que dentro de la Cruz Roja hay personal que lucra con sus actividades, estas personas se encargan de cobrar una dádiva a quien esté interesado en librarse de investigaciones judiciales por la muerte de una persona en establecimientos o áreas de trabajo, o bien, por dejar morir a una persona.

La muerte de una persona en establecimientos o áreas de trabajo implica una investigación judicial, la cual lleva un proceso largo hasta determinar la causa de la muerte y el responsable de dicho acto, en este proceso puede ser clausurado el lugar implicado y eso representaría perdidas monetarias.

Al trasladar un herido siempre debe haber un acompañante, ya sea familiar o conocido, dicha persona será el responsable de tomar decisiones, así como ser el primer interrogado por instancias legales en caso de muerte, o bien, si ya es un occiso, se debe dar parte al Ministerio Público para que certifiquen el deceso y lleven la investigación correspondiente.

“En lo personal, yo nunca he participado en estos actos, no me gustaría verme involucrada en problemas legales, y mucho menos me gustaría estar en el lugar de los familiares y saber que no se está haciendo lo correcto”

Pero ¿Cómo llevan a cabo estas anomalías burlando ciertos protocolos? Alejandra nos cuenta

“Como comenté, son actos muy discretos y no se llevan a cabo en cualquier lugar, debe ser un plan bien armado donde se involucra a la policía y a los compañeros paramédicos, a veces no son ellos quienes deciden, les toca seguir ordenes de arriba, pero obvio les dan su lana y acceden porque los sueldos son muy bajos o eres de voluntariado, pero bueno, ellos burlan los protocolos con ayuda de policías, cuando llegas a brindar auxilio lo primero que revisas son los signos vitales, si ya no hay, debes dar parte para que llegue el MP, en estos casos, los dueños ya han acordado un pago para fingir que la persona sigue con vida, así será trasladada de inmediato a una instancia médica, como el traslado es inmediato no dejan subir a nadie, sólo informan a que instancia se llevará, ya de camino al hospital fingen el deceso de la persona, la cual ya había fallecido, y como es una unidad de servicios médicos no tendrá problema, sólo tendrán que dar parte a Cruz Roja y MP, y así, el lugar donde fue el accidente será librado de una posible clausura o sanción”

Este tipo de hechos es condenado por personal que se encarga de dar una buena imagen a la institución, pero entienden que los malos sueldos y su situación económica los llevan a cometer dichos actos, que bien pueden llevarlos a la cárcel y enfrentar un proceso judicial por la participación o encubrimiento de una muerte, en el mayor de los casos desconocen las sanciones que pueden enfrentar.

De estos actos no se tiene queja o denuncia alguna ante Ministerios Públicos o ante organizaciones como la CNDH, los cuales pueden dar apoyo por el mal servicio o cualquier anomalía que se presente en las instituciones.

9

Personal de la Cruz Roja argumenta que no sólo en esta institución se llevan a cabo actos de este tipo, afirman que también en instancias del gobierno como IMSS o ISSSTE se presentan estas irregularidades, debido a que en algunos casos los accidentes se presentan en oficinas u obras de gobierno, y al ser estas corporaciones las prestadoras de servicio médico es más fácil corromperlas.

La falta de denuncias ante esta situación se debe al miedo de represalias o por falta de pruebas, porque no se firman papeles que avalen la aceptación de una dádiva o en su defecto pruebas contundentes como grabaciones, fotografías o videos, sólo se tiene el testigo ocular, el personal que vivió ese momento, y por obvias razones no lo denunciarán pues saben que pueden enfrentar un proceso legal por ser cómplices.

Paramédicos como Alejandra afirman que ser paramédico es una forma de vida, que es de humanos ayudar a quien lo necesita, que se puede vivir honrada y tranquilamente, aunque sean bajos los sueldos, que la satisfacción más grande es escuchar las gracias y ver una sonrisa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s